Por Fernando Ulloa | Pablo Hernández

Nayarit ha iniciado el año con un clima funesto. Carreteras y vialidades se han convertido en trágicos escenarios de accidentes automovilísticos en los que se han perdido más de una docena de vidas y dentro de los hogares la historia no ha sido distinta. La violencia familiar se ha consolidado como uno de los graves problemas sociales de la entidad, que hoy ha escalado al abandono e incluso fallecimiento de un menor de edad. No obstante, estas calamidades comparten hoy un factor en común: El excesivo consumo de alcohol.

Así lo enfatizó el gobernador Miguel Ángel Navarro Quintero en su última conferencia semanal, en la cual ha dejado claro que el alcoholismo se ha convertido en un problema transversal que va más allá de la salud pública.

“No hay cabos sueltos: en la actualidad hay mucha violencia intrafamiliar, contra las niñas y los niños. Dentro de este análisis, hemos afinado los esfuerzos para atacar la totalidad de delitos relacionados al consumo excesivo de alcohol”, declaró el mandatario al anunciar que a partir de este fin de semana antros, cantinas y bares deberán cerrar a más tardar las 2:30 de la mañana, sin posibilidad de extender su horario con pagos a los ayuntamientos. 

Además de estas acciones, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana tomará control de los operativos alcoholímetros en los municipios, los cuales prevén vigilancia incluso en expendios de alcohol dedicados a la venta en automóviles, así como al consumo en vía pública.

“Sé que mucha gente me odia por estas medidas, pero nuestro Gobierno debe erigirse en un defensor social”, destacó el gobernador al informar que también pondrán especial atención a la posible venta clandestina de bebidas embriagantes.

Gobernador Miguel Ángel Navarro.

Esta cruzada contra el alcoholismo y otras adicciones que ha encabezado Miguel Ángel Navarro Quintero no es nueva. Anteriormente, el mandatario estatal ordenó el cierre de cantinas ubicadas en el Centro Histórico de Tepic, en las cuales no solo se reportaba un alto consumo de alcohol, sino también de compra y venta de drogas. 

Dicho operativo, encontró resistencia por parte de empresarios de la vida nocturna quienes han buscado el amparo de la ley. A pesar de esto, se mantiene la suspensión de distintos establecimientos: “Se han vuelto a cerrar tres cantinas”, reveló el gobernador en la conferencia. 

Sin embargo, estas noticias en materia de seguridad no han sido las únicas. Ante los hechos de violencia suscitados en Sinaloa, el Gobierno de Nayarit celebró la eficiencia de las acciones de sellado de frontera, que permitieron evitar un “efecto cucaracha” en la entidad. Lo anterior, sin olvidar que durante estas acciones perdieron la vida dos elementos del Ejército, cuyas esposas han recibido prestaciones similares a las de los policías nayaritas caídos en actos de servicio. 

Hechos como estos, han obligado a la entidad ha mantener un ritmo acelerado de mejoras en las instalaciones de seguridad, así como el empleo de tecnología para el monitoreo y patrullaje, con el que se busca evitar que los grupos delictivos tengan presencia en la entidad. 

“La inteligencia de nuestro Gobierno no se utiliza para vigilar personas, se hace con pleno respeto a los derechos humanos. Estaremos siempre alertas para evitar que cualquier persona vinculada a la comunicación social se vea amenazada por el ejercicio de su actividad”, sentenció el jefe del Ejecutivo estatal. 

Finalmente, el gobernador Miguel Ángel Navarro deja en claro que está dispuesto a asumir todas las consecuencias de esta política de seguridad, con la cual espera tener la mejor policía del país: “Lo que nunca voy a asumir es la cobardía que pone a merced de la delincuencia, las vidas de las y los nayaritas”, finalizó. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí