Naranja exprimida

0
153

Por Rafael G. Vargas Pasaye

El exgobernador de Nuevo León (NL), Jaime Rodríguez no se aguantó y posteó el sábado a primera hora: “Qué bonito día, dormí mucho ayer, de qué me perdí?”. Tenía razón el también conocido como “Bronco”, alguien debía tener claridad para explicar qué pasó horas antes.

Samuel Alejandro García Sepúlveda, con apenas 35 años ya había sido diputado local y Senador de la República y en el 2021 rindió protesta como gobernador de Nuevo León, una campaña marcada por un lado por los errores de sus rivales, Clara Luz Flores de Morena y el priista Adrián de la Garza Santos, y por el otro, la decidida participación e impulso de su esposa la influencer Mariana Rodríguez Cantú, personaje que ha sido decisiva en los pasos políticos de su marido.

Un dato importante es que si bien ganó bajo el siglado de Movimiento Ciudadano (MC) el gobierno estatal y la capital Monterrey con Luis Donaldo Colosio como candidato y hoy alcalde, el congreso local no tuvo la mayoría naranja, contrapeso que tarde que temprano se debería notar.

La carrera presidencial que se definirá en junio de 2024 comenzó prácticamente desde hace meses. Morena hizo el ejercicio de la encuesta, que ya le había resultado en procesos internos pasados, y que utilizaría de igual forma para las nueve gubernaturas que hay en juego a la par que la presidencial. Y que, dice, usará para definir postulantes al Senado, Congreso federal y demás.

La aspirante Claudia Sheinbaum con todas las características, pros y contras que se le pueden enumerar, es quien ha asumido el liderazgo y con ello la responsabilidad de la campaña. Por el otro lado en el Frente por México, ahora con Fuerza y Corazón, una disruptiva Xóchitl Gálvez tuvo sus minutos de fama al estar a la altura en un round de sombra con el presidente Andrés Manuel López Obrador, pero este proceso es de largo aliento por lo que ahora requiere de otros artilugios para mantener en buen nivel su campaña.

En medio de esto, la tercera vía se vislumbraba en MC, primero con la esperanza de que fuera Marcelo Ebrard disidente de Morena y cayera con los brazos abiertos al partido que gobierna NL y Jalisco, pero al no registrarse se perdió esa oportunidad y el lugar fue tomado por el mandatario García Sepúlveda, quien de inmediato recurrió a su atmósfera más natural, a la exposición que tiene como soporte a su esposa Mariana, y ahora complementado el cuadro familiar con la hija Mariel.

Era incluso, la única de las tres opciones que se veía como el clásico cuadro familiar, Xóchitl no recurre a ese llamado, y Sheinbaum tuvo que casarse por el civil para que jugara un papel más notorio su pareja (y tratar de olvidar a su expareja y algunas escenas de la política nacional que no le suman).

Sin embargo, toda la frescura que en redes le imprimió (“El nuevo”) Samuel se dio un golpe contundente que acabó con sus aspiraciones, al no contar con la venia del congreso local para dejar como gobernador interino a uno de los suyos, y es que si bien como dijo él, la gente votó por un gobierno estatal de MC, esa misma gente no le dio la mayoría a ese mismo MC en el congreso local, por lo que de acuerdo a la ley (remembre: “no me vengan con eso de que la ley es la ley”), le toca al legislativo designar al gobernador(a) sustituto(a).

Y bajo la lógica de que no ganaría la presidencia, de lo contrario NL quedaría en segundo plano, pero una cosa es ser estridente y otra inocente, y que un gobernador sustituto podía desvelar gastos no comprobados por la administración de García Sepúlveda, más los cambios en gabinete, programas y demás, ahora sí que ya no sería quien gobernara pese a estar fuera (los espejos de Sheinbaum en CDMX, o Adán Augusto en Tabasco le sirven de referente) es que decidió regresar a ser el mismo nuevo gobernador de NL.

Deja en la lista de damnificados a muchos y muchas aspirantes que se colgarían de su campaña, el ejemplo de Yulma Rocha, quien aspira a gobernar Guanajuato, primer evento al que no asistía el precandidato Samuel, dejó en claro el ritmo, papel y peso que ahora tiene MC en el proceso electoral. Mucho le jugó en los límites Dante Delgado y compañía, al por ejemplo, no designar candidato o candidata a la gubernatura de Coahuila y Estado de México, ya la gente se acostumbró que MC no postule candidatos, que no presente a nadie a la presidencia sería el siguiente paso.

Aunque sacarán a alguien de la chistera, seguirán la fórmula de las redes sociales y el internet para un inflado artificial, (cf. caso local de Nacho Flores en Nayarit), o en una de esas se deciden y postulan a la persona que en verdad es quien tiene punch en sus campañas: Mariana Rodríguez.

@rvargaspasaye

www.consentidocomun.mx

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí