El tema de la austeridad dentro del Congreso local no es un invento, es una realidad que algunas publicaciones locales han querido tergiversar, reveló la presidenta del poder legislativo Nataly Tizcareño Lara, ello al emitir aclaración respecto a los señalamientos que se han hecho tanto a su persona como a una serie de compras realizadas, entre éstas una camioneta de lujo para su uso personal.

Precisó que el ahorro que se ha generado desde su arribo ha sido bastante generoso, lo que ha permitido que se ha empleado para saldar compromisos con quienes han dedicado gran parte de sus vidas al Poder Legislativo: “Había departamentos que utilizaban fondo revolvente todo el tiempo, en estos momentos este  fondo no se está usando porque todavía no iniciamos el periodo de sesiones, hay un tema que salió y fue el tema de la compra de una camioneta y sí me gustaría aclararlo, porque no tenemos nada que ocultar, esa camioneta son economías que quedan dentro del Congreso, la camioneta no está ni a mi nombre, es una adquisición que se hace para y que queda como bien mueble para el Congreso del Estado, porque los once vehículos que tenemos, son desde el 2002 hasta la última que es 2018 y cada rato es mandarlas a reparar, los de medios son testigos porque son los que les toca batallar al momento de transportarse a otros municipios.
Es importante que el congreso del estado, como un ente público maneje también unos vehículos de seguridad, la camioneta que dicen es 2024 no lo es, es modelo 2023, no tiene el precio que dicen, no es una camioneta  de máximo lujo, es la de menor precio y es un tema repito por seguridad que tenemos que tener para transportarnos”.

Además, dejó en claro que esta nueva camioneta sea para su uso personal: “Aquí los diputados, cualquiera de ellos que pida un vehículo para salir en tema legislativo a cualquier parte del estado, inclusive para cualquier parte del país, porque también tienen actividades fuera del estado, exclusivamente  a capacitaciones, bueno entran de sus actividades legislativas y se les apoyó con algún vehículo si lo piden, se les apoya con gasolina, las actividades que vienen en el marco normativo que nos determine y para eso tenemos un presupuesto dentro del congreso, el tema de la austeridad  se está aplicando porque hemos disminuido gastos en todo los sentidos”.

Respecto a un supuesto gasto escandaloso  que se genera en torno a su imagen, precisó: “Yo no gasto un solo peso al Congreso, si yo traigo un vestido, una camisa, lo que yo pueda traer es un tema que me cuesta a mí, a mi persona porque estoy convencida que ya estamos cansados los ciudadanos de que los servidores públicos utilicen el recurso público para poderse embellecerse, traer marcas lujosas, traer todas esas cosas van en contra de esta Cuarta Transformación. Incluso la austeridad nos impide comprar un vehículo arriba de 400 mil pesos para uso exclusivo, que no es el caso como ahora les comento”.    

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí